Me llaman Ixchel.

Yo soy la diosa de la Luna, la que siempre va cargando a un conejo entre sus brazos, la que empezó a tejer mucho antes de que el mundo existiera y la que, con el hilo de uno de sus tejidos, puso en movimiento a todo universo.

Fui yo quien miles de años atrás les enseñó a las mujeres mayas a tejer con la destreza de una araña; la que les dio los instrumentos necesarios para expresar un lenguaje completo en piezas textiles y quien las sigue cuidando mientras hacen su trabajo.

Me llamaron con sus risas. Estaban divertidas y entretenidas tejiendo formas que nunca antes habían tejido. Estaban inmersas en la labor de proyectar las prendas con las que cubren su propio cuerpo desnudo a un nuevo objeto. Tal intimidad les causó gracia y una sonrisa aparecía en sus rostros con cada puntada que daban.

Al cabo de algunas semanas, aquellas figuras femeninas tomaron su forma final: eran bolsas que sus creadoras portaban sobre sus hombros. Guardaron dentro de ellas todo tipo de objetos. Estaban contentas. Yo sonreía con ellas porque mi lengua seguía viva. Mejor aún: estaba evolucionando.

 

Proceso

En el mundo de la moda, el diseñador Christopher Peters saltó a la fama después de fundar la firma Creatures of The Wind en 2007 junto con Shane Gabier. Poco más de una década después, en 2018, decidió separarse de aquel emprendimiento y fundar una nueva marca: CDLM (acrónimo de la frase en español “Cueva de las manos”).

Allí, Christopher ha podido tomar libertades a la hora de diseñar, como producir de una manera más sostenible, poner en práctica conceptos como upscaling y el reciclaje de materiales o simplemente dejar fluir sus ideas creativas con total libertad para presentar resultados sorprendentes.

Esta filosofía de trabajo es compartida por Loona, por lo que de inmediato pensamos en él como el cómplice de nuestra Colaboración Diez. Una colección en donde los valores de diseño conviven con los artesanales de una forma equilibrada.

“El diseño me llegó después de una larga reflexión entre la relación que hay entre la indumentaria y los accesorios. También de pensar sobre los momentos en los que la estética es decorativa y aquellos en los que es funcional”, nos cuenta Christopher en entrevista.

De esta exploración surgió un diseño que resulta conocido en principio, pero sorprendente por el objeto al que da vida y que a la vez resignifica. El diseño de una pieza de lencería de los años 30 plasmada sobre una bolsa.

“Trate de tomar elementos reconocibles de la lencería, como el escote y transformarla en algo que no fuera un objeto, sino una pieza de indumentaria. De ahí viene la idea de plasmar la lencería en algo que resulta sumamente funcional, como una bolsa”.

Después de tener el diseño definido, Christopher decidió que las piezas fueran hechas de crochet. Fue entonces cuando, desde Loona supimos que los indicados para darle vida a esta visión serían los artesanos que colaboran con Aid to Artisans México.

Si bien en nuestra Colaboración Cuatro “Nuestras Flores”, las manos de las artesanas chiapanecas de ATA fueron las responsables de crear las piezas, en esta ocasión fueron las artesanas de Mérida que colaboran con la organización las autoras materiales de las bolsas. Una labor hecha con todo el cuidado del mundo, donde el tiempo y la paciencia también juegan un papel muy importante: dar vida a cada pieza requiere de una semana de trabajo.

Guillermo Jester, director de Ventas y Marketing de ATA México, recuerda cómo fue el principio de esta colaboración: “Cuando trabajamos con piezas nuevas recibimos un borrador, en este caso de Christopher. Aterrizamos sus ideas a un patrón que nos permitió ver cuántas puntadas tendríamos que sacar para hacer las muestras correctas”.

Toda primera vez representa un reto, como también nos explica Guillermo: “Se trataba de una piezas que nunca antes habían hecho y (las artesanas) no estaban seguras de poder hacerlo, pero al final resultó muy bien. Al principio se reían del diseño en el que estaban trabajando”.

Y es comprensible. El diseño es conocido pero a la vez es sorprendente. Lo que nos hace pensar que estamos frente a un nuevo ícono del diseño, una pieza con un lenguaje que evoca al pasado y que resignifica elementos conocidos, como la lencería o una bolsa. No solo cambiará la vida de sus usuarios, sino la de aquellas personas que trabajaron creándolo. De la mano de organizaciones como ATA, y proyectos como los que les comisionamos dentro de Loona, los artesanos pueden desarrollar no solo sus habilidades de diseño, también ven en este trabajo una importante fuente de ingresos para mantener a sus familias y al mismo tiempo mantener vivo un oficio para el que se han preparado toda una vida.

 

Colaboradores

CDLM

La marca de ropa fundada en 2018 por Christopher Peters, uno de los cofundadores y diseñadores de Creatures of the Wind. La colección se centra en la sustentabilidad, en procesos conscientes con la ecología y que promueven los valores artesanales.

En cuanto a temas, CDLM explora las ideas de belleza. A través de la recontextualización de prendas vintage y excedentes de materiales, se construyen nuevas narrativas.

 

 

ATA México (Aid to Artisans)

Aid to Artisans es una organización sin fines de lucro fundada en 1976 con el objetivo de crear oportunidades económicas para grupos de artesanos de distintas partes del mundo. En 2012 iniciaron labores en México. Actualmente trabajan con comunidades de Chiapas y Yucatán. A través de una metodología basada en prácticas ecológicas, empoderamiento y la inclusión financiera impulsan la creación de negocios que sean rentables para los artesanos y que promuevan el valor de las tradiciones textiles.

Moïs Roditi

Director de cine, director de fotografía y fotógrafo que estudió la carrera de cine en la Ciudad de México. Como director busca explorar obras centradas en el amor, la muerte y los sueños; como fotógrafo su trabajo consiste en retratos, paisajes y bodegones.

Compra la colección

THE BRASSIERE BAG

•Bolsa de crochet.
•Hecha en estambre de algodón color plateado.
•Diseñada por Chris Peters, inspirada en un brassiere ó bustier de los años 30’s.
•Puede usarse como bolso, cruzada o como top.
•Diseñada en Nueva York, hecha en Tixmehuac, Yucatán.
•Hecha por Teleraña de Cristal:
Ana María Balam Moo, Delmi Minelly Ek Caamal, María Angela Segura Caamal, Nery Aracely Moo Chab y Nelia Segura Caamal.

Medidas:

Bolsa 42 x 30 cm
Tirantes 1 metro de largo, para que la ajustes a tu medida.

$4,930 MXN

Terms and conditions © Loona | All rights reserved